Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Con el presupuesto de Egresos 2020 el gobierno de la ciudad hace más con menos

Publicado el 16 Diciembre 2019
banner mas con menos-21.jpg

Ciudad de México, a14 de diciembre de 2019

Boletín 028/2019

CON EL PRESUPUESTO DE EGRESOS 2020 EL GOBIERNO DE LA CIUDAD HACE MÁS CON MENOS

● Se estima un ingreso total por 238 mil 975 millones de pesos

● Nuestro compromiso es apoyar y proteger la economía familiar y el patrimonio de los ciudadanos

La CDMX contará para este 2020 con un presupuesto de 238 mil 975 millones de pesos, es decir, crecen 2.1 % respecto a 2019, así lo aprobó en el pleno el Congreso de la Ciudad de México este sábado con un total de 41 votos.

De acuerdo con el presupuesto aprobado, los ingresos propios representarán 46.7 % de los ingresos totales. Destaca la mayor recaudación estimada por los impuestos sobre Nóminas y Predial cuyo aporte es del 36 % de la recaudación local. En 2020, crecerán 10% y 4%, respectivamente; todo ello sin aumentar sus tasas. Además, se contempla un ligero incremento de las participaciones federales que recibirá la Ciudad en 2020, 2 % más que en 2019.

Este presupuesto está alineado con los ejes del Programa de Gobierno de la Ciudad 2019-2024 y las prioridades de los ciudadanos: educación, movilidad, salud y agua, infraestructura física y social, seguridad y medio ambiente, la cultura, ciencia e innovación; además, imprime una visión a largo plazo que coloca al gasto público como un instrumento de planeación que dará continuidad a las políticas públicas.

Con la aprobación del Código Fiscal para el 2020, se cumple con la promesa de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de apoyar a la economía familiar y el patrimonio de los ciudadanos, ya que no habrá incrementos en términos reales de las principales contribuciones recaudatorias como el impuesto predial, nómina y los derechos por el suministro de agua.

Además, se implementará, por primera vez, una política de coordinación fiscal metropolitana con la que se busca afrontar la evasión y elusión fiscal y fortalecer la regulación de ciertos sectores a través de instrumentos fiscales. El Gobierno de la CDMX se apretará el cinturón para no afectar el bolsillo de la gente, para nosotros la austeridad no es dejar de gastar sino de hacer más con menos.

El Código sienta las bases para transitar hacia un Nuevo Modelo de Gestión Tributaria menos litigioso, más expedito, próximo y amable con el contribuyente, para dejar atrás una visión sancionadora que implica procesos jurídicos largos y poco eficientes. Adicionalmente, se mantiene una política de apoyo fiscal constante a los sectores más vulnerables de la población a través de programas de reducción de contribuciones y beneficios por pago anticipado, como el Programa de Huella de Voz.

La Ley de Ingresos de la Ciudad de México en el 2020 mantiene el objetivo de que los ingresos no decaigan, sino que se sostengan y permitan mantener el ritmo de la transformación, de inversión y gasto, para el bienestar de los ciudadanos gracias al esfuerzo recaudatorio local.

Es importante destacar, que para 2020, se solicitó un techo de endeudamiento de 4 mil millones de pesos, 27 % menor a lo solicitado para 2019, en línea con sus objetivos de desendeudamiento real pero siendo un detonador de infraestructura y desarrollo, no como mecanismo compensatorio de las finanzas públicas. Los sectores como educación, movilidad, infraestructura física y social, seguridad y medio ambiente, crecieron en 128.1 %, 10.8 %, 9.5 % y 6.6 %, respectivamente, comparado con el ejercicio 2019.

Uno de los compromisos más importante de está Ciudad Innovadora y de Derechos es la educación, razón por la cual es el rubro con mayor incremento, con un total de 10 mil 008 millones de pesos, que se destinará prioritariamente a programas como: Mi beca para empezar; uniformes escolares y útiles gratuitos; Mejor Escuela; Mi beca para terminar la prepa en PILARES; Ponte Pila, deporte comunitario y al Inicio de operaciones del Instituto Rosario Castellanos.

Los presupuestos de las Alcaldías conservan su mismo peso respecto del presupuesto total. Los recursos se asignan de forma transparente mediante una fórmula que responde a las atribuciones que tienen por ley que cumplir y a sus características y necesidades.

El Gobierno de la Ciudad de México tiene como objetivo acabar de raíz con la desigualdad y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, y lo pretende conseguir a través de la aplicación del gasto público con responsabilidad y transparencia, haciendo más con menos.